NOTA: Para la correcta visualización de esta página se requiere el plugin Macromedia Flash player. Para más información: hoja de prueba de plugins.


De acuerdo a la manera como llegan a interaccionar la señal y su receptor podemos diferenciar fundamentalmente tres tipos de comunicación entre células:


Las células que están en contacto poseen las llamadas uniones comunicantes o uniones ‘gap’ (gap junction). Estas uniones se forman al coincidir unas proteínas hexaméricas que atraviesan la membrana (proteínas transmembrana) llamadas conexones entre dos células adyacentes. Permiten el intercambio de moléculas de bajo peso molecular (<1000), por ejemplo: precursores de ácidos nucleicos y mediadores intracelulares (Ca2+ y AMPc).

Hipervínculo: Secuencia de realidad virtual sobre las uniones gap.
Referencia: Tomaz Amon's VRML Biology Page


Unión de tipo gap


La señal se expone al exterior sin que se libere, la interacción con el receptor requiere que las dos células contacten. Relacionado con el desarrollo y la respuesta inmune.


Implica la liberación al exterior celular de la molécula señal.

Es el tipo de comunicación más conocida y podemos distinguir tres tipos: secreción paracrina, autocrina y endocrina.


Aunque no haya contacto entre las células implicadas, estas se encuentran cerca la una a la otra, en el mismo tejido u órgano.

Un tipo de señal paracrina especial por su sofisticación lo constituyen las uniones sinápticas.

En ellas intervienen las neuronas que reciben un impulso nervioso que es transmitido por su axón y al llegar al terminal nervioso se desencadena un proceso para liberar unas señales, llamadas en este caso neurotransmisores, que son vertidas al espacio sináptico (50 nm) y luego captadas por las células diana.


Las células implicadas, célula emisora y célula receptora, pertenecen a un mismo tipo celular, por lo que las señales liberadas, además de a otras células cercanas, también afectan a la propia célula secretora de la señal.

Ejemplos: Factores de crecimiento, eicosanoides (prostaglandinas, prostaciclinas, tromboxanos y leucotrienos).


Es la mejor conocida. La molécula señal recibe el nombre de hormona.


No siempre es clara la separación entre estos tipos de secreciones.